Buenos días:

La mañana amaneció preciosa pese a ser el fin de las vacaciones de muchos niños.

Mi pequeña acompañó a su hermana al cole y, ante la sorpresa de todos, quiso quedarse. 

Era mi intención llevarla cuando cumpliera seis años y la Ley española nos obligara a ello, pero cuán cierto es que cada niño es diferente y sin lugar a dudas sus decisiones prevalecen.

Espero de corazón que haya sido feliz.

Ya os cuento...

Gabriela en su primer día de colegio